Trabajar en una granja en Australia – Testimonio de Nicolás Gamaza

Hola, mi nombre es Nicolás Gamaza y os voy a relatar mi experiencia con Dingoos, mi etapa trabajando en Gold Coast y algunos buenos consejos para hacer Farms durante las vacaciones del visado de estudiante y hacer un dinero al trabajar en una granja en Australia.

Trabajar en una granja en Australia es una buena opción si os veis faltos de ingresos. Es la manera más fácil de hacer bastante dinero rápidamente y mejorar tu inglés a pasos agigantados. La vida no es de color de rosa y siempre es mejor comenzar vuestra aventura sabiendo los errores que cometieron otros.

Mis primeros pasos en australia

Todo comenzó en la salida de vuelos internacionales de Brisbane. Allí me esperaba Óscar, el que había sido mi asesor de Dingoos durante el proceso de planificación de mi viaje a Australia. Tras recogerme en el aeropuerto en coche, me llevó a Gold Coast. Durante todo el viaje en avión estaba muy nervioso pero al mismo tiempo exageradamente excitado por esta experiencia, y por la oportunidad que se me estaba dando. Sólo el viaje y las primeras semanas eran una gran inversión económica para mi familia y tenía que dar la cara desde el primer momento. El objetivo era lograr mantenerme por mí mismo durante mi estancia en este maravilloso país ya que sabía que nadie me iba a regalar nada. Estaba extra motivado por encontrar alojamiento y trabajo en tiempo récord y demostrar lo que podía valer. Gracias a los consejos que me dieron en Dingoos no tardé mucho en conseguirlos.

En primer lugar, Óscar me acompañó al banco para abrirme una cuenta, una cosa imprescindible para trabajar. Después fuimos a contratar una tarifa de datos y llamadas móviles, también muy importante. A continuación me acompañó a uno de los mejores backpackers (hostal de gente joven) desde su experiencia, donde permanecí alrededor de una semana mientras buscaba un apartamento de habitación compartida (share room). Por ultimo, me dio las indicaciones para crear un currículum vitae al estilo australiano. Posteriormente lo iría modificando en función del tipo de trabajo que yo deseaba y andaba buscando, como fue en el caso del trabajo de hospitality (todo el ámbito de restauración y similares).

Consejos para encontrar trabajo

Con el paso de los días ya tenía mi habitación y sólo necesitaba un trabajo, por lo que dedicaba todo mi tiempo a buscarlo. En este momento me dieron todo tipo de consejos para encontrar trabajo pero finalmente yo me quede con tres:

  1. Demostrar mucha confianza en ti mismo y en tus habilidades.
  2. Aparentar que tu nivel de inglés es mucho más alto de lo que realmente es preparándote frases y expresiones típicas de la zona.
  3. Conseguir el certificado RSA. Este es un título para manejar bebidas alcohólicas. Cuesta alrededor de 50$ y te lo puedes conseguir online respondiendo a un cuestionario de unas 80 preguntas. Suena mucho más complicado de lo que realmente es, yo me lo saqué en una tarde. Este “titulito” puede marcar la diferencia entre encontrar trabajo, o no.

Experiencia con mis primeros trabajos en australia

mi primer trabajo: DE TODO SE APRENDE

Al fin, encontré trabajo como dishwasher un restaurante muy concurrido. Ya sé que no suena bien, pero este es el trabajo más duro y peor pagado que vas a encontrar. Lo bueno es que es la llave para acceder y crecer en la cocina. Por ejemplo, para a ser kitchenhand. Este es un grandísimo paso ya que el cambio salarial es grande y a la hora de trabajar es intenso pero menos sacrificado.

Cuando llevaba alrededor de dos semanas conocí al que próximamente sería el nuevo chef. Me dijo que yo iba a dar ese paso. Ese fin de semana el chef actual, me pregunto si podía trabajar el domingo sin especificarme ningún horario. Yo le respondí que sí, y posteriormente le pregunté si debía trabajar la mañana o la tarde del domingo, ya que yo tenía ya organizado una salida a Tamborine Mountain la mañana del domingo, pero no recibí respuesta. Así, el domingo por la mañana, el ayudante de cocina me pregunto si ya había comenzado el viaje y le dije que sí pero que podía volver para el turno de tarde si me necesitaban. Él me respondió; “no hace falta que vengas hoy, no te preocupes”.

A la semana siguiente, le pregunte a este mismo sobre mi horario de la semana pero me dijo que no sabía nada, que ya me diría… Al día siguiente volví a preguntar pero nada, y al siguiente más de lo mismo. Finalmente me acabaron echando disimuladamente como diría yo, pero a lo que me quiero referir con esto es que no cometáis el mismo error que yo. El trabajo es lo primero.

probando suerte con mi segundo trabajo

Posteriormente seguí buscando trabajo durante dos o tres y semanas. Por fin, encontré otro en un restaurante indio Gourmet. En esta ocasión fuí yo quién dejo el trabajo al sentirme explotado. Un día tras tres turnos trabajados sin descanso y sin vistas de que la cosa iba a mejorar, renuncié.  Dentro de lo malo, tuve la suerte de que cuando el manager me dio el dinero por mis horas trabajadas, se equivocó y me pago cerca del doble de lo que me correspondía. A pesar de haber perdido el trabajo, no me desanimé y seguí buscando.

parecia haber tenido suerte con el tercer trabajo que encontré pero…

Tras un mes de búsqueda incesante encontré otro trabajo en una especia de cafetería-restaurante en una buena zona de la ciudad, muy cerca de la playa y con un buen sueldo, por lo que yo estaba muy contento. El trabajo era de dishwasher pero con la posibilidad de pasar a hacer batidos y zumos especiales del lugar, cosa que era bastante complicada ya que tenía que aprenderme todo los funcionamientos de las máquinas y la composición de los batidos en cuestión de 15 minutos. Por este tipo de cosas siempre hay que tener las pilas bien cargadas.

Al paso de unas semanas, fui notando que cada vez tenía menos horas de trabajo hasta que llegó un momento que sólo trabajaba unas 4 o 5 horas los fines de semana. Le pedí más trabajo, a lo que él me respondió que con el bajón de después de verano no podía darme más horas. Además, me dijo que no había aprendido a hacer los dichosos zumos y no sonreía, por lo que no podía cambiarme de posición. Me defendí diciendo que solo había tenido 15 minutos para aprender y que nadie me había dicho que sonriera mientras trabajaba de dishwasher. El mi miró con mala cara y me dijo que el horario para la siguiente semana me lo enviaría vía SMS. Como me esperaba, no recibí ningún SMS, por lo que tenía que volver a empezar mi búsqueda.

Aún pasando estos dos palos no me desanimé ya que siempre hay que mirar el lado positivo de las coas. En mi caso era que ya tenía experiencia en tres restaurantes de diferentes estilos y esto se valora bastante.

…TENÍA QUE SEGURI BUSCANDO

Después de otras dos semanas buscando trabajo, ya empezaba a agobiarme un poco. Un día echando currículums en restaurantes, uno con bastante buen aspecto me dijo que hiciera el trial (unas dos horas donde el manager se da cuenta si vales para esa posición o no) esa misma tarde. Eso era lo que precisamente estaba buscando y acepté sin dudarlo. Trabajé bastante bien sin ninguna incidencia e hice amistad con algunos compañeros el primer día, cosa que está bastante bien pero al final y como yo me temía, este sólo se aprovechó de mi ese sábado y no me contrató.

Y AL FIN, DI CON LA TECLA

A finales de febrero seguía sin trabajo estable. Ya no podía más, necesitaba hacer dinero si o si ya que no quería seguir pidiendo dinero a mi familia. Y es que si yo decidí a hacer este viaje fue precisamente para valerme por mí mismo, y aunque lo estaba intentando como el que más,  sentía que me estaba traicionando porque no lo estaba consiguiendo.

Fue entonces cuando decidí dejar la ciudad y trabajar en una granja en Australia ya que muchos amigos brasileños, argentinos y de otras nacionalidades diferentes, me habían aconsejado que era la mejor opción para hacer dinero rápido. Empecé buscando por Facebook y Gumtree (una página imprescindible para todo tipo de cosas en Australia, ya sea para buscar casa, trabajo o comprar y vender objetos de segunda mano) pero nada de nada. Lo poco que encontré me daban largas.

Pasaron los días y finalmente una amiga Argentina me dijo el nombre del pueblo y el del hostal donde ella estuvo meses atrás trabajando. Sabiendo esto busque la manera de llegar al pueblo, y el resto fue a base de preguntar y preguntar. A continuación os voy a dejar esquematizado los tipos de backpackers y los tipos de granjas y productos, así como la forma de llegar al pueblo.

Todo lo que necesitas saber para trabajar en una granja en Australia

trabajar en una granja en australia

* Trabajando en una granja en Australia.

En primer lugar, os comento algo que en mi opinión, es imprescindible. En la academia dónde yo estudié (Pacific English) tenía un mes de vacaciones internas del curso de inglés que hice. Con la ayuda de Dingoos y en la recepción de la escuela indiqué cuando queria disfrutar de esas vacaciones. Para aprovechar más el tiempo, decidí cogerlas justo antes de unos días festivos a nivel nacional. Así, conseguí aún más semanas para trabajar en una granja en Australia a tiempo completo, y no sólo a media jornada (20 horas/semana) como cuando estaba en periodo lectivo.

En segundo lugar, es importante conocer las diferentes temporadas de recolecta que hay en cada estado para cada tipo de cosecha. Así que os voy a contar las fechas en las que se explota la agricultura en Australia. En toda la zona de Gold Coast, centrándonos en Stanthorpe, la temporada ronda entre Septiembre y Mayo. Los meses restantes, las cosechas se centran en la zona de Cairs, en el noroeste australiano. Si quieres más información sobre como trabajar de recolector en Australia o sobre como trabajar en una granja Australiana visita estos post.

¿Cómo llegar a stanthorpe para trabajar en una granja en australia?

Os explico cómo llegar a Stanthorpe, cosa que a mí personalmente me hubiera encantado saber con antelación,  ya que parece fácil teniendo coche y Google Maps, pero como estudiante que era, no tenia esa opción. Investigué durante varios días para localizar autobuses, trenes y demás… el momento de trabajar en una granja en Australia se acercaba. Las siguientes imágenes muestran los horarios y el trayecto que recorrí.

trabajar en una granja en australiatrabajar en una granja en australia

*En la primera imagen podemos ver la línea exacta y los días de salida del bus desde Brisbane con un precio de unos 60 dólares. Antes de este trayecto tomé un tren desde Gold Coast hasta Brisbane utilizando la clásica Gocard por 10 dólares.

trabajar en una granja en australia

*En esta segunda imagen marco la ruta en Google Maps para que os podáis hacer una idea de la distancia.

tipos de backpackers en stanthorpe

Os cuento los tipos de backpackers del pueblo y las ayudas que ofrecen a la hora de la búsqueda de trabajo y desplazamiento hacia estos.

Desde mi punto de vista este la mejor opción calidad precio. Conviene llamar con dos semanas de antelación ya que este es conocido y suele estar completo.

– Ventajas: el precio semanal ronda los 120 dólares semanales. La convivencia es muy agradable, dispones de un pequeño mercado y zona wifi en el centro del backpacker.

– Desventajas: esta situado a unos 6 kilómetros de Stanthorpe. Si no dispones de coche te impedirá ir al supermercado o a tomar una cerveza, por ejemplo. En cualquier caso, en pocos días harás amigos que podrán acompañarte o incluso podrás unirte a sus planes. Lo más probable es que los primeros días solo puedas dormir en una tienda de campaña que previamente hayas comprado. Aunque ellos disponen de caravanas con camas, es muy difícil que de primeras des con una de estas.

– Desplazamiento al trabajo: disponen de autobús y cuesta alrededor de 6 dólares al día. Si ya estás trabajando no te supondrá demasiado.

Este es el lugar donde yo estuve mi segunda etapa en este pueblo. La edad media de los huéspedes de este backpaker es de unos 21 años.

– Ventajas: de todos los backpackers este es el que mejor situado está. Puedes ir al supermercado o al bar andando. Siempre van a haber camas disponibles ya que hay mucho tránsito de jóvenes durante toda la cosecha. Podrás empezar a trabajar en una granja en Australia en cuanto te instales. Ademas, al llegar te dan utensilios de cocina como platos o cubiertos ya que la cocina es comunitaria. El último detalle que podría mencionar es que también posee el clásico canal+ o su seudónimo en aussie.

– Desventajas: el precio es de 205 por semana cosa que para mí es un poco caro. Si de primeras encuentras un buen trabajo donde puedas destacar, merecerá la pena. No tiene wifi y no se puede beber alcohol dentro. Lo normal es compartir habitación con otros cinco huéspedes.

– Desplazamiento al trabajo: poseen autobuses con los que mueven a todos los huéspedes de forma gratuita.

Es especifico para huespedes con la Work and Holiday Visa, salvo que tengas amigos con coche y contactos. Fue el primer lugar donde yo me establecí en Stanthorpe. Un lugar muy confortable y como diría con mis propias palabras, puro.

– Ventajas: siempre a vacantes disponibles y cuesta 100 dólares la semana. Con zona wifi, medianamente cercano al centro del pueblo y tomas de luz por todo el camping.

– Desventajas: la más importante es que no te ayudan a buscar trabajo. Hay pocas probabilidades de poder dormir bajo techo. Esto no debe echarte hacia atrás, casi todo el mundo vive entre el coche y su tienda de campaña.

De este último es del que tengo menos información por lo que si estáis más interesados pinchar en el link.

– Ventajas: muy buenas calidades, con gimnasio, piscina y wifi. Por el razonable precio de 154 dólares puedes compartir habitación con otros 6 huéspedes.

– Desventajas: está más lejos que el anterior backpacker mencionado aunque disponen de autobus. No sé si te buscan trabajo o no, pero como todo, solo es cuestión de llamar y preguntar.

Tipos de farms, posiciones de trabajo y consejos para su elección.

trabajar en una granja en australia

Si tenéis la opción de elegir con que producto podéis trabajar primero, pensar en las cualidades físicas que tenéis. Por ejemplo, si tienes una estatura alta ni se os ocurra trabajar con vegetales crecidos en la tierra. En cuestión de días os podéis destrozar la espalda. Lo bueno es que estos trabajos suelen ser rápidos porque trabajáis en líneas, que es como se cultivan estos vegetales. Con una buena estatura te interesaría más trabajar cosechando árboles como los manzanos, por ejemplo. También hay que tener en cuenta que no sólo puedes trabajar de recolector, sino también de empaquetador. No hay una gran diferencia salarial. Recolectando puedes ganar al día unos 150 dólares trabajando con esfuerzo, y empaquetando unos 18 dólares a la hora en jornadas de unas 8 horas.

  • Árboles: personas altas y físicamente fuertes.
  • Matorrales: estatura media y no hacer ascos a heridas en los brazos.
  • En tierra: no exclusivo pero si adecuado estaturas bajas y rápidos de movimientos.

Una cosa que no recomiendo de trabajar en una granja en Australia es recolectar blueberries y raspberries. Es el trabajo peor pagado, más minucioso y desesperante. La bueno es que físicamente no es duro en absoluto.

Finalmente voy a hablar de todo el dinero que os podéis sacar limpio después de toda vuestra etapa de Farmlife. Hay que tener en cuenta que según donde vivas y tus pequeños vicios, gastaras más o menos. Trabajar en una granja en Australia Trabajando con esfuerzo y gastando lo imprescindible, te puede ayudar a ahorrar entre 1.000 y 1.500 dólares la semana.

Mi experiencia personal

Cuando salí de España no me imaginaba que fuese a trabajar en una granja en Australia. Las sorpresas siempre son mayúsculas. Sabía que nunca iba a estar realmente solo pero literalmente era otra apuesta. Cuando llegué el inglés era una gran barrera, sobre todo porque nunca es bueno rodearte de hispano-hablantes. Ya que te vas a la otra punta del mundo conozcamos otras culturas, y eso hice. Con el tiempo entablé buenas y largas amistades aunque al principio te resulte raro, todo el mudo está en la misma situación que tú. Tranquilo, hagas lo que hagas nadie va a comentar sobre ti. Ya tienen todos muchas cosas que hacer y planes que organizar como para tirar el tiempo.

Cuando salí de España no me imaginaba que fuese a trabajar en una granja en Australia.

Cuando me mude a mi apartamento compartía con un chileno, un valenciano y un indio. No conseguí tener una buena relación con ellos, salvo con el chileno.

Con los días acabe conociendo a mis vecinos con los que tenía más en común. Por ejemplo, un chico suizo-francés que vivía puerta con puerta del que me llevo muy buen recuerdo. Tuvimos una muy buen relación desde el minuto uno. Incluso me ayudo una barbaridad con mi inglés en ese momento. También conocí a otro chaval ruso con el que también hice una gran amistad y muchas, muchas risas. Tampoco puedo dejar de mencionar a todos esos amigos españoles, latinoamericanos y por supuesto a la gente de Dingoos que siempre estuvo ahí. Estoy seguro que a algunos los volveré a ver tarde o temprano pero supongo que otra de las cosas que aprendes es a saber decir adiós. Quien sabe si el destino querrá que nos volveremos a ver.

CONCLUSIÓN

Cuando llegué para trabajar en una granja en Australia conocí a mucha gente. Como suele pasar, con unos conecté mejor que con otros. Después de recapacitar sobre ello, me doy cuenta de la diferencia que hay al salir de una ciudad como Sevilla. En una ciudad así, todo el mundo se conoce…. Es muy diferente a estar totalmente sólo en un lugar desconocido y con gente nueva. Personas nuevas e interesantes que con el paso del tiempo pueden llegar a ser tu familia. Esas personas que ves en el día a día que sólo quieren que te vaya bien y verte feliz. Personas que cuando las cosas se tuerzan estarán ahí dándote buenos consejos sin desaparecer. La vida siempre nos acaba demostrando a quien hay que tener a tu lado y a quién no.

Esto último, cuestiones del entorno laboral y una cantidad de errores cometidos me han hecho ser ahora, una mejor persona.

Salí de España con el inglés del bachillerato suspenso y sin tener claro que iba a hacer con mi futuro. Me busque la vida como pude levantándome todas las mañanas a dar lo mejor de mí. Siendo sincero no me fue todo lo bien que me habría gustado, pero menuda experiencia. No me arrepiento de nada; reí, lloré, anduve, bailé, pasé hambre, sentí la felicidad pura… A día de hoy me siento mejor con migo mismo y con los que me rodean. Nadie podrá quitarme nunca esta maravillosa experiencia.

Me llamo Nicolás Gamaza Galán y viví esta experiencia con 19 años. Si yo pude, tú también.

4 Comments

  • Braian

    Hola me llamo braian soy de Argentina.. y me encantaria ir a australia ire solo pero me gustaria mas informacion para saber como poder conseguir trabajo en las granjas ..

    • Mike

      Hola Braian, encantados de saludarte. Para poder trabajar en Australia necesitas un visado que te lo permita. ¿Quieres que nos pongamos en contacto contigo para asesorarte de tus opciones de visado para poder venir a trabajar a Australia? ¡Saludos! 🙂

  • Celia

    Me encanta el postttt!!!!!! Muy bonito y bien escrito yo me iré si todo sale bien pronto a Australia. Gracias por la ayuda.

    • Dingoos

      Hola Celia, nos alegramos de que te haya gustado la experiencia de nuestro estudiante Nico que cuenta en nuestro post.
      Si necesitas asesoramiento para concocer tus mejores opciones para venirte a Australia, escríbenos. Estaremos encantados de darte un servicio personalizado para que tu también puedas venir vivir esta experiencia. Un saludo! 🙂

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.