Trabajar de cocinero en Australia

¿Eres un “cocinillas” y estás pensando en que quizás podrías profesionalizarte? Si te gusta cocinar y crees que tu futuro laboral podría ir por esa línea, en Australia podrás conseguirlo. Tengas o no experiencia como cocinero, Australia te ofrece buenas posibilidades para desarrollarte y llegar a conseguir un puesto muy bien pagado. El sector de la hostelería en Australia funciona muy bien y los chefs son muy reconocidos. Hoy te contamos cómo trabajar de cocinero en Australia tengas o no experiencia.

¿Por qué venir a trabajar de cocinero a Australia?

  • Gastronomía muy rica: igual piensas que los australianos sólo hacen barbacoas. Pues no, valoran la gastronomía y en opciones de restauración no les gana nadie. Restaurantes con cocinas de todos los rincones del planeta – india, tailandesa, colombiana, mexicana, japonesa, italiana…- podrás encontrar en las grandes ciudades y lugares turísticos. Además, la propia gastronomía australiana ha tomado influencias de estas cocinas y crea platos ricos.
  • Valoran a los cocineros: igual que valoran la gastronomía, valoran a los cocineros. Esto quiere decir que en la mayoría de los restaurantes las condiciones son buenas, y que en los de nivel alto y medio los sueldos son bastante elevados.
  • Puedes empezar a trabajar fácilmente: gracias al visado de estudiante, en cuanto llegues podrás compaginar tus estudios con trabajo, para ir adquiriendo experiencia y poder pagarte tu estancia. En puestos como el de ayudante de cocina, irás aprendiendo y adquiriendo la experiencia que necesitarás para ir consiguiendo mejores trabajos.
  • Podrás elegir con bastante libertad la ciudad australiana en la que vivir: tanto en las grandes ciudades como en las turísticas, hay muchos puestos de cocinero, por eso, si quieres trabajar de cocinero, podrás hacerlo en un montón de sitios.

¿Cómo conseguir un trabajo de cocinero en Australia?

¿Te apetece venirte? Pues ahora vamos a ver cómo puedes conseguir un trabajo de cocinero en Australia.

Si tienes experiencia previa

Si ya tienes experiencia y has cocinado en tu país, desde el principio podrás conseguir un trabajo a tu nivel. Tráete cartas de recomendación, que siempre te van a venir bien. Si en la carta pone el tipo de restaurante que era, capacidad de comensales, tipo de cocina, etc. mejor que mejor. Por supuesto, si tienes algún título, tradúcelo y tráetelo.

¿Pero cómo comenzar?

Pues como decíamos, el acceso más fácil y rápido te lo va a dar el visado de estudiante. Para conseguirlo necesitarás matricularte en un curso aceptado y podrás trabajar a media jornada durante el tiempo lectivo. La temática del curso puede estar vinculada con la cocina, pero si ya tienes suficiente experiencia y formación, quizás te interese más mejorar tu inglés u otros aspectos. Hay muchísimos cursos disponibles, consúltanos.

Sin experiencia previa

Te gusta la cocina, pero nunca has trabajado como cocinero. Entonces, estará bien que te formes en cocina, no sólo para trabajar en Australia, sino para poder desarrollar tu profesión donde te vaya llevando el viento.

Lo bueno que tiene Australia, es que mientras te formas podrás ir trabajando en hostelería. Puede que no como cocinero, pero sí como ayudante de cocina o similar para ir aprendiendo cómo es el mundillo y por supuesto, sacar lo suficiente para pagar tu estancia. Ten en cuenta que el salario mínimo en Australia está en $17 AUD por hora, así que, aunque tu puesto sea muy poco cualificado, te dará para vivir.

(No sé si tenéis localizados cursos vet de cocina y tal, si es así estaría bien meterlos aquí, para tenerlo todo junto)

Échale un vistazo a cómo planificar tu estancia en Australia y si tienes cualquier duda contacta con nosotros, te informaremos de todo para que en menos de lo que te imaginas estés trabajando de cocinero en Australia.

Cliente

laopiniondemurcia.es

Miguel Maestre, cocinero murciano afincado en Australia con su propio programa de televisión

La cocina es el lenguaje más bonito que se puede aprender. Me fui de España con la maleta llena de sueños y la cartera vacía, pero aprendí inglés y también a cocinar. Solo hay que echarle un par de huevos.