17 Consejos para conducir por Australia

Si vienes a Australia y tienes carnet de conducir es casi seguro que acabarás conduciendo. Ya sea porque hagas un súper road trip, porque compres un coche o porque algún amigo te lo preste para ir al supermercado de las afueras. Lo acabarás haciendo porque la forma más sencilla de moverse por Australia es en coche y muchas veces, conducir por Australia se convierte en toda una experiencia: poner tu música más “country” y recorrer esas carreteras infinitas no tiene precio y hay que vivirlo.

Pero ¡atención!, ocurre una cosa… la conducción en Australia tiene sus peculiaridades: es por la izquierda, sí, pero también hay que tener otros factores en cuenta. Por eso, si nunca lo has hecho, mejor que atiendas a estos consejos para conducir por Australia para que todo fluya como el aceite.

Consejos para conducir en Australia

Vamos con unos consejillos que te van a venir de maravilla cuando te pongas frente al volante (si tú no vas a conducir también te vendrán muy bien para asesorar al conductor/a, eso sí, no seas muy pesado no vaya a bajarte del vehículo que la estepa por aquí es muy profunda):

Tranquilo, vas a aprender rápido

Seguro que lo que más te preocupa es conducir por la izquierda. Pues mira, ve tranquilizándote porque al principio estarás agobiado durante unos minutos, pero el truco se aprende pronto y en poco tiempo irás relajándote.

Al principio, ve a un destino que conozcas

Lo ideal es que la primera vez que conduzcas por la izquierda lo hagas por una carretera por donde ya hayas ido y a un destino que conozcas. Así no te tendrás que ir fijando en las señales de tráfico o en el GPS, sólo pensarás en conducir por la izquierda.

Que alguien con experiencia vaya contigo

Aunque no pueda conducir por ti, siempre da confianza llevar a un experto de copiloto. Es un poco como: “si me agobio muchísimo siempre va a poder tomar el volante”, (esto no va a pasar, no te preocupes”). Eso sí, ten en cuenta llevar a una persona tranquila, nada de histéricos del tipo asustadizo que solo saben decir: ¡cuidado!

Aprende a cambiar de las marchas con el coche parado

Seguro que te sorprende este consejo, pero piensa, las marchas ahora te quedarán a la izquierda, por eso, tendrás que dedicar unos minutos a aprender a cambiarlas con la mano izquierda. Puede que el coche sea automático, si es así mejor que mejor.

Piensa en: izquierda, izquierda, izquierda

Cuando lleves un coche delante es fácil, sólo tendrás que seguirlo, hacer lo que él haga (aunque no te tires por el terraplén) y punto. Pero, cuando no lo lleves es cuando se “te puede ir la cabeza” e irte a la derecha. Para que esto no pase, conduce súper concentrado hasta que interiorices de verdad este tipo de conducción.

Empieza por lugares con poco tráfico

Esto es obvio, cuanto más lío de tráfico haya más te estresarás y más difícil será la conducción. Por lo tanto, empieza a conducir por zonas apartadas hasta que adquieras confianza.

Tómate tu tiempo

Piensa en cuando te sacaste el carné de conducir. Cuanto más estrés sentías peor hacías las cosas. Ahora es igual, sólo tienes que adquirir manejo en algo nuevo, y la destreza no se consigue a lo loco y con estrés. Si tienes que ir más lento que el resto de los conductores pues lo vas.

Atención en las rotondas

Serán unos de los lugares más peliagudos, siempre que pares, piensa en que los coches vienen por la derecha.

Incorporaciones a la autovía

Cuando te incorpores perpendicularmente a una carretera (tipo autovía) tendrás que mirar a la derecha y no a la izquierda, también, ahora el carril rápido será el de la derecha. Divertido ¿no?

Ojo en los adelantamientos

Al principio si puedes evitar adelantar hazlo hasta que pilles bien el truco de conducir por la izquierda. Además, fíjate bien en las líneas de las carreteras, a veces pueden estar muy desgastadas.

En algunas carreteras te vas a encontrar con súper camiones, de estos articulados que van en diferentes partes. Ten muy presente el tiempo que vas a tardar en adelantarlos, porque puede ser mucho. Siempre mejor que sobre que falte.

Descansa cada cierto tiempo

Ten en cuenta que tu nivel de atención estará a tope, por lo tanto, también te cansarás más conduciendo. Por eso, cuando planifiques tu viaje y cuando estés en ello, haz más paradas de las que harías habitualmente conduciendo por la derecha y en terrenos conocidos. Por supuesto, si estás conduciendo por la noche, también tendrás que descansar más.

Comprueba siempre las condiciones de las carreteras en las distintas épocas del año

En Australia hay un montón de pistas de tierra. Por ejemplo, en la zona del norte de Queensland, pueden producirse inundaciones fácilmente. Por eso, cuando estés planificando un viaje ten muy en cuenta las condiciones, la época del año y el tipo de carretera, porque algunas se convierten en intransitables en ciertos momentos.

El número de emergencias en Australia es el 000

Esperemos que no lo necesites, pero por si acaso, el 000 es el número. Facilito de memorizar.

Muchísimo ojo con los animales

¡Sí! En carreteras secundarias (y a veces en principales) se te pueden cruzar todo tipo de animales, canguros incluidos. Por eso, muchísimo cuidado, por ti y por ellos.

Para road trip tienes que tener en cuenta más consejos

Si tu idea es hacer un road trip o viajar por Australia en furgo, échales un ojo a estos consejos específicos. Te hablamos de qué tener en cuenta a la hora de alquilar una furgo o qué cosas tienes que llevar en ella.

Descárgate los mapas

No confíes siempre en que tendrás conexión a internet. Mejor, descárgate los mapas en apps como map.me para tenerlo todo controlado.

Ojo con la gasolina

En las carreteras principales encontrarás gasolineras sin problemas, pero hay en sitios en los que no te puedes confiar. Por eso, dos consejos por uno: bájate una aplicación que te señale donde está la próxima gasolinera, y que, de paso, te diga el precio de la gasolina en las distintas gasolineras que te irás encontrando. Puede variar bastante, y controlándolo a lo largo de una ruta se puede ahorrar mucho dinero.

Si vas a ir por zonas remotas, siempre lleva un bidón.

Requisitos y normas de circulación en Australia

Aquí van algunas normas de circulación en Australia:

El límite de velocidad en autovía o autopista suele ser de 110 Km/h (puede llegar a 130), en zonas habitadas de 50 km/h.

Las multas son altas y hay muchos radares así que cuidado. Lo mejor es que lleves GPS en el móvil que te avise de todo: velocidades máximas, peajes, próximas gasolineras, etc.

Hay vías dentro de Sydney, Brisbane o Melbourne en las que hay que pagar un peaje de forma electrónica

Ten en cuenta que en estas autovías no hay cabinas de peaje así que tienes que pagar por internet o por teléfono tres días después de pasar por la carretera, un lío … Así que lo mejor es evitar entrar con coche en las grandes ciudades, puedes aparcar en las afueras y entrar con transporte público (además los parkings son caros y el tráfico muchas veces caótico).

Cuando pases por la autopista verás carteles que te dirán a qué número de teléfono tienes que llamar.

Los niños menores de 7 años deben llevar su silla o dispositivo apropiado.

Si vas a alquilar un coche o una furgo también te dará la opción de alquilar una silla para niño.

Todos los cinturones de seguridad son obligatorios

Así que ya sabes, aunque en la parte de atrás a veces es tentador no ponérselos, póntelos.

No puedes aparcar en sentido contrario al de la circulación

En España es un clásico ver un aparcamiento en sentido contrario al que vas y meterte porque “como la policía no te ha visto haciendo la maniobra, no te pueden multar”. Pues en Australia olvídate de esto, no se puede aparcar en el sentido contrario de la marcha, and point.

Restricciones de tiempo en aparcamiento

Siguiendo con el aparcamiento, en algunos puedes tener algunas restricciones de tiempo. Por ejemplo, en ciertos sitios no podrás aparcar durante más de una hora. El tiempo durante el que puedes aparcar y las horas y días de la semana en las que podrás hacerlo, te vendrá indicado en las señales pertinentes.

El nivel máximo de alcohol en sangre es de 0,05%, cero si eres novato.

Esto quiere decir que prácticamente no puedes beber nada si vas a conducir.

Nada de móviles

Como seguro puedes imaginarte, no se puede usar el teléfono móvil cuando estás conduciendo.

En motos de 49 cc sólo puede ir una persona

Como lo lees, en motos pequeñas sólo se permite un pasajero.

Faros encendidos en moto

Cuando vas en moto tienes que llevar siempre los faros delanteros encendidos.

Casco siempre en la bici

El casco en la bici es obligatorio vayas por donde vayas.

Ventajas de tener coche en Australia

Como decíamos, Australia es un país muy pensado para moverse en coche, sobre todo fuera de las grandes ciudades. Si vives en una ciudad y tienes bien controlados tus movimientos (del trabajo a tu casa o a tu escuela) en transporte público, probablemente no necesites coche o incluso puedes alquilar uno cuando sólo cuando sea necesario.

Sin embargo, si vives muy en la periferia de las ciudades o incluso en el campo, seguramente vas a necesitar un coche. Mira las ventajas de tener coche en Australia, dónde y cómo comprar uno en esta guía sobre cómo comprar un coche en Australia.

Entre otras ventajas podrás: moverte a tu ritmo, ahorrar dinero haciendo tus compras fuera de la ciudad donde los supermercados son más baratos, moverte a playas que no están tan concurridas como las céntricas, ahorrar dinero en trasporte público o acceder a trabajos en los que te piden que tengas tu propio vehículo.

Si te vas a comprar un coche, puede que te interese sacarte el carné de conducir australiano. Mira aquí cómo va el tema.

Y hasta aquí nuestros consejos para conducir por Australia. ¿Te parecen de utilidad? Pues comparte, y sobre todo… ponlos en práctica viniéndote a vivir una de las experiencias más impresionantes de tu vida a Australia. Contacta con nosotros y te contamos cómo venirte a estudiar y trabajar.

¿Te pareció interesante?

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.