El aquí y ahora, o cómo en el presente está la clave

Seguro que en los últimos tiempos has escuchado más de una vez: el presente es lo único que realmente está en tus manos, «el aquí y ahora», el pasado sirve para aprender, el futuro es incierto, etc.

Suena bonito pero, ¿cómo se lleva esto a la práctica?

Conciencia plena

Grosso modo, y sin ánimo de quitarle el trabajo a ningún psicólogo, la conciencia plena es estar consciente y despierto en el presente, básicamente, si nos vamos por los cerros de Úbeda, nos perdemos el ahora, y en «el ahora» es donde podemos actuar y disfrutar porque es donde estamos viviendo.

Así, cuando estamos conscientes en el presente, podemos realmente interiorizar esa frase de azucarillo de «disfruta de las pequeñas cosas».

¿Pero por qué es tan importante disfrutar de las pequeñas cosas?

Pues porque gracias a ellas reservamos a lo largo de nuestro día alegría interior (bienestar). Es como si la ahorráramos en una hucha, y esta reserva de alegría nos ayuda a afrontar los problemas que tarde o temprano acaban llegando.

Los dingoos organizamos casi todas las semanas sesiones de yoga gratuitas en Gold Coast. Creemos que es una actividad importante para nuestro desarrollo personal y para fomentar la conexión entre unos y otros.

¿Cómo se entrena el aquí y ahora?

Las técnicas claves están vinculadas con la meditación y la respiración. Una vez que se adquiere «esta forma de estar en el mundo» se consigue reducir el estrés. Nos sentiremos mejor con nosotros mismos y con los demás, en definitiva, llevaremos una vida más plena.

El contexto nos influye, pero nuestra actitud ante él es determinante, y la conciencia plena nos ayuda a mejorar esta actitud. También nos ayudan las habilidades que vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida. Como hablábamos en este artículo, las habilidades blandas son fundamentales, todo se retroalimenta.

Muchos utilizamos las estancias en el extranjero como vías para desarrollarnos; profesional y personalmente. Viajar estimula esta conciencia, porque fuera de nuestra zona de confort estamos mucho más receptivos para sentir «esas pequeñas cosas» que hacen nuestra vida mejor.

Los dingoos hemos sentido esto en carne propia, viviendo una de las experiencias más interesantes de nuestras vidas. Si quieres compartir con nosotros, no te lo pienses más, consúltanos y vente a vivir a Australia, un lugar increíble para desarrollarte a todos los niveles.

Si te gustaría seguir recibiendo información sobre este tipo de temas, suscríbete a nuestra newsletter y así iremos aprendiendo juntos.

2 Comments

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.