¿Cómo son los australianos?

Un poco de historia para entender cómo son los australianos

Australia es un país multicultural, así que si piensas que en la variedad está el gusto este es tu sitio. ¿Quieres saber cómo son los australianos y por qué?

Australia ha tenido una política migratoria muy activa. En 1945 se empezó a fomentar la inmigración a gran escala, con el objetivo de poblar el territorio y paliar el envejecimiento de la población. Esto hace que podamos encontrarnos con personas de cualquier parte del mundo.

La población es en su mayoría de origen británico y se concentra en la periferia. Sus religiones principales son la anglicana, católica y metodista.

Respecto a los hispanohablantes la mayoría son de origen argentino, uruguayo, chileno y español.

Se estima que la población nativa era de unas 350.000 personas en el momento del asentamiento europeo, pero un brote de viruela en 1789 acabó con casi todos. El resto murieron por los enfrentamientos con los británicos.

Otros muchos indígenas fueron desapareciendo debido a las enfermedades infecciosas y al reasentamiento al que les obligaron los colonizadores (entre otras la separación de los niños aborígenes de sus familias). Sin embargo, los aborígenes habitantes del continente e isleños del estrecho de Torres, suponían medio millón de personas en 2006.

El término correcto en inglés para nombrar a esta población es “Aborigines” o “Indigenous Australians” si queremos referirnos tanto a los aborígenes como a los isleños del estrecho de Torres. Tenemos que tener mucho cuidado con esto y no usar otros términos para no ser políticamente incorrectos.

Y su modo de actuar con los inmigrantes

Aunque la población esté compuesta por personas de distintos orígenes, existe, como en todos los lugares, unas características propias de los australianos, unos rasgos generales de carácter provenientes de su historia y contexto que forman parte de una identidad colectiva que marca el cómo son los australianos:

  • Por ejemplo, el hecho de que sea una sociedad tan multicultural los ha hecho ser personas accesibles.
  •  Son muy respetuosos con las identidades ajenas. Conocer al otro es lo que tiene, que abre tu mente y te hace ser más respetuoso y empático.
  • A pesar de su herencia británica, son súper cordiales en el trato, accesibles y joviales. Resulta sencillo hacer amigos aussies.
  • Además, no son estrictos con el idioma y se esfuerzan por entenderte e incluso les apetecerá aprender algo de español.
  • Respecto al idioma tienen bastante “jerga”, al principio es complicado pillar algunas bromas, pero en seguida haces el oído. Incluso se interiorizan las expresiones como si de español se tratara, son muy pegadizas.

Un comentario

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.