5 Consejos para mantener una relación a distancia

Te sientes enamorado/a, mantienes una buena relación con tu pareja, pero… sientes que necesitas un cambio: conocer lugares nuevos, mejorar tu inglés, desarrollarte personal y profesionalmente en el extranjero… y el hecho de irte a otro lugar, te genera inseguridad, porque todo el mundo te dice que es muy difícil mantener una relación a distancia.

Nosotros no te vamos a engañar, sí, es difícil mantener una relación a distancia, pero por supuesto no es imposible, sobre todo si las bases de la relación están bien definidas; hay amor, compañerismo y buena comunicación. Hoy te vamos a dar algunos consejos para mantener tu relación a distancia si decides venirte a Australia.

Consejos para mantener una relación a distancia

Vamos con ellos, esperamos que te hagan reflexionar y darte cuenta de que no es tan difícil como parece.

Mucha comunicación

Tanto antes de emprender tu proyecto de viaje como cuando ya estés en tu nuevo destino. Haz saber a tu pareja que el motivo por el que estás pensando en este nuevo proyecto no tiene nada que ver con vuestra relación esté en horas bajas. Lo estás pensando porque a nivel personal necesitas vivir la experiencia.

Una vez aquí, tanto tú como tu pareja sentiréis emociones a las que no estáis acostumbrados. Os echaréis de menos, pero ten presente que tu pareja se queda en el mismo contexto y que tú vivirás grandes subidones de adrenalina típicos de la novedad y del viaje. Eso no quiere decir que estás mejor sin su compañía, sino que es lógico que la experiencia te los esté aportando. Aprende a compartirlos, aunque sea a distancia, y transmítele cómo te gustaría poder vivirlos a su lado.

Empatiza para gestionar bien los enfados

En la línea de lo anterior, es muy posible que tu pareja se sienta desplazada ante todo lo que estás viviendo. Esto hace que aumente la irascibilidad y que aparezcan los enfados por tonterías; has llegado tarde a la sesión de Skype, no has recordado mi entrevista de trabajo… Probablemente el hecho en sí no sea lo que realmente le molesta, sino el miedo a perderte, a que te olvides de lo que tenéis… intenta siempre bajar a ese nivel, para poder empatizar y no enfadarte tú también.

Cuidado con los celos

Es un clásico en las relaciones a distancia, incluso en parejas que no han tenido este problema anteriormente. La sensación de que no estás ahí en el día a día, de que no conoces a los nuevos amigos, … genera inseguridad y de ahí los odiosos celos. Para tenerlos controlados volvemos al primer consejo: comunicación.

Es importante que los dos habléis con normalidad de las nuevas personas que vais conociendo. Omitir información solo hace que la otra persona construya castillos imaginarios en su cabeza. Te he visto muy acaramelado/a con fulanito/a en una foto de Facebook, qué guapo/a es tu nuevo amigo/a…. Transmite qué sientes tú ante esas nuevas amistades y por qué los celos no tienen sentido o si eres la persona celosa, piensa en la confianza que tenéis e intenta no construirte ideas infundadas.

Crear nuevos proyectos en común

Las parejas necesitan ilusiones para sobrevivir. ¿En un tiempo podría también tu pareja venirse a vivir a Australia? ¿Os apetece viajar juntos a algún lugar del mundo en el futuro? ¿Vais a construir una cabaña en el campo? Hablar de todo esto, aunque sea en la distancia, aporta gasolina a la relación, no se produce un stand by, sino que lo vuestro siegue evolucionando, aunque sea mediante planes.

Más amor y menos egoísmo

Cuando amamos, queremos lo mejor para la otra persona, es decir, que se sienta bien, que aprenda todo lo que pueda, que conozca a gente maravillosa…. Esto está muy bonito así expresado, pero tenemos un enemigo dentro contra el que hay que luchar día a día; el egoísmo y su primo el miedo.

El miedo a perder a alguien al que amamos nos hace pensar sólo en nosotros. Aparece una cierta rabia por todos los momentos felices y las experiencias que está viviendo sin nosotros a su lado. Detectar cómo esta rabia es sólo un síntoma de nuestro miedo, y no el resultado de las cosas que hace o deja de hacer, y llegar hasta el punto de, de verdad, desear lo mejor para la otra persona, requiere su tiempo y mucho trabajo personal. Pero al final, para poder construir una relación sana, tanto a distancia, como no, es importantísimo. Contágiate de su alegría, de todo lo que está experimentando y siéntete feliz por tu pareja, por le amas ¿no?

Si estáis pensando en que quizás también podría ser buena idea emprender esta aventura juntos, echa un vistazo al visado de pareja. Uno de los dos podéis venir con el visado de estudiante y el otro puede trabajar a jornada completa con el de pareja. Suena bien ¿no? Pues nada, si decidís planteárnoslo seriamente y dar el salto a Australia juntos, no dudéis en poneros en contacto con nosotros, porque os ayudaremos con todo.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.