¿Sientes estas señales?: entonces es hora de viajar a Australia

¿Crees que tu vida te ha puesto en un punto de inflexión? ¿Estás un poco desinteresado/a por tu día a día o cosas que te gustaban antes ya no te atraen tanto? Pues estas u otras señales son las que han venido para darte “el toque” y decirte: “¡Necesitas un cambio, espabila!”

Y cuando vienen, como mínimo hay que escucharlas y reflexionar sobre ellas, porque si se sigue viviendo como si no hubieran aparecido, al final se pueden enquistar y permanecer en ti generándote frustración en el día a día. Dejándonos de vueltas, vamos con algunas señales:

No tienes tantas ganas de ver a tus amigos de siempre

Y encima, cuando te das cuenta de esto, te sientes culpable porque los quieres un montón, pero, sin embargo, ya no tienes ganas de compartir tantas horas con ellos.

¡Es normal que puedas necesitar un espacio o conocer a gente nueva! La novedad nutre mucho: conocer a gente con experiencias distintas, planes que no te imaginabas, etc. da mucha vida y además, seguramente, cuando vuelvas con tus amigos podrás compartir todo lo aprendido con ellos y aportar nuevo combustible para la amistad.

Te da “envidia” cuando alguien habla de sus viajes

¿Sientes un gusanillo difícil de explicar cuando alguien está hablando de sus experiencias en el extranjero? ¿Mezcla de envidia e ilusión? Pues ya sabes… la aventura está golpeando con el puño firme en tu puerta.

Te sientes mal perdiéndote los beneficios que te aportará vivir fuera

Hay cosas que sólo se pueden aprender pasando una temporada en el extranjero. Mira los beneficios psicológicos de viajar, seguro que algunos ya los conocías y te da mucha pena no disfrutarlos.

Necesitas quitarte por fin “el yugo” del inglés

Aunque “el yugo del inglés” parezca el título de una película, si lo sientes, seguro que sabes de lo que estamos hablando. Esa sensación de agobio cada vez que piensas en que tienes que mejorar tu inglés por narices, pero no sabes cómo, ni cuándo y lo peor de todo, tienes poquísimas ganas de volver a apuntarte a la academia porque sabes que al final te aburrirás y la dejarás.

¿Sabes por qué te pasa esto? Porque ves el inglés como una obligación y no acabas de interiorizarlo, cosa que cambiará totalmente cuando todo tu día a día se desarrolle en este idioma y lo interiorices como algo tuyo, una habilidad que ya no se irá.

Si te vienes a Australia a estudiar inglés podrás compatibilizar tus estudios con trabajo gracias al visado de estudiante, así que practicarás muchísimo y conseguirás un nivel que te haga no tener que volver a pensar en “el inglés” nunca más.

Tienes mucha facilidad para hacer amigos extranjeros

Una forma de viajar, aunque sea sólo con la imaginación, es conociendo a gente de otros países en el tuyo. Si tienes mucha tendencia a hacerte colega de los erasmus de clase o de cualquiera con acento raro cuando sales de marcha, tu cuerpo te está diciendo que quieres expandir horizontes, ¡escúchalo!

Estás hasta las narices de tu zona de confort

En ella normalmente se está a gusto, pero también llegan momentos en que aprisiona y aburre muchísimo. ¿Y por qué muchas veces seguimos en ella aunque ya no nos sintamos bien? Pues porque salir da miedo.

Pero la clave es tomar al miedo de la pechera, mirarlo a los ojos y decirle “chaval, sé que estás ahí con tu mejor intención, pero no se ha escrito nada de los cobardes así que acompáñame si quieres, pero yo voy a tomar decisiones”. Hace unos meses hablábamos aquí de cómo salir de la zona de confort.

Ten en cuenta que todos los que nos hemos venido a vivir a Australia lo hemos hecho con miedo (en mayor o menor medida dependiendo de la persona), pero con algo de miedo al fin y al cabo. Así que, si te apetece venirte, da el primer paso, contacta con nosotros, pregúntanos todas tus dudas y verás cómo poco a poco comienzas a sentirte más seguro/a y en poco tiempo estás tomando tu vuelo destino a uno de los países más increíbles del mundo. Suena bien ¿no? ¡Pues vamos!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.