¿Te dicen que es un error vivir en Australia? Tienen sus motivos, pero tú también tienes los tuyos

Los niños de menos de tres años no saben que sus preferencias no tienen que ser las tuyas. Prueba a decirle a un niño de dos años que elija su lápiz favorito. Luego dile que el tuyo es otro, y que tú pintarás con otro color. Seguramente se quede bloqueado y te diga (o te demuestre) que no, que el suyo también tiene que ser el tuyo. No entiende que prefieras otro, porque aún no sabe que tú tienes gustos y sentimientos propios.

Según vamos creciendo comenzamos a entender que lo que a nosotros nos gusta no le tiene que gustar a todo el mundo. Pero algo de ese niño se queda y de forma inconsciente no entendemos cómo nuestra visión no es compartida por los demás. ¡Si nosotros lo vemos tan claro!

Para comprender a los demás tenemos que ser conscientes de que sus experiencias, historia y contexto han sido y son distintos, y que por eso tienen otras creencias, gustos o expectativas.

“Estás loco de remate si piensas irte a Australia”

Y a este tema queríamos llegar. Seguramente cuando comentas que estás pensando en venirte a Australia algunas personas te dirán que has perdido la cabeza. ¿Cómo no empezar ya a adquirir experiencia “de lo tuyo” con lo mal que está el mercado laboral? ¿Cómo vas a dejar tu trabajo fijo solo por vivir nuevas experiencias? O… en el más asustadizo de los casos: Australia está muy lejos, y a saber qué hacen por allí con los extranjeros.

Todas las personas que te dan este tipo de opiniones tienen sus razones, pero la mayoría de las veces ellas no han estado en Australia ¿verdad? Por lo tanto, esas razones vienen de su propia experiencia vital, de sus valores e incluso de sus miedos, en ningún caso de datos objetivos, porque nadie tiene la verdad.

Es normal que los escuches y te hagan sentir inseguridad. Son personas a las que quieres y que sabes que desean lo mejor para ti. Pero…

Tú tienes tus motivos

De ese mismo lugar, de quien eres, de cómo te ves en el futuro y de tus necesidades presentes vienen los motivos por los que te quieres ir a vivir a Australia. Son solo tuyos, nadie más puede tenerlos porque nadie vive en ti y respetarlos es lo justo.

Por eso, si sientes que tu lugar está en Australia, escucha lo que los demás tengan que decirte, pero ten presente que cada persona habla desde sí misma (con todo lo que ello supone), y que sólo tú puedes saber qué es lo que tienes que hacer.

Si quieres ir informándote sobre cómo venirte a Australia a estudiar y trabajar, puedes contactar con nosotros. Estar bien informado te ayudará a tomar una decisión por ti mismo, teniendo muy presente los pros y los contras.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.