James Cook, el descubridor de Australia

Australia ya estaba descubierta y muy descubierta antes de que el primer “descubridor” europeo llegara. Ten en cuenta que los primeros humanos empezaron a llegar a Australia hace 50.000 años y algunos investigadores dicen que este dato podría aumentar hasta los 150.000 años. Si te interesa conocer más información sobre los verdaderos descubridores de Australia, aquí tienes algunos datos interesantes sobre los aborígenes australianos.

Ahora bien, hoy hemos venido a hablar de James Cook, el primer europeo que llegó a Australia. Te contamos algunas cosas interesantes, así que… ¡seguimos!

¿Quién fue James Cook?

Vamos con algunas cosas interesantes sobre James Cook:

  • Nació en Inglaterra el 27 de octubre de 1728 y murió el día de San Valentín de 1779 en Hawái. A pesar de todos sus viajes le dio tiempo a tener seis hijos.
  • Intentando secuestrar a un monarca hawaiano, al que querían tomar como rehén para recuperar una barca que les habían robado, fue pillado y asesinado junto a otras personas de su tripulación.
  • Desde adolescente ya estuvo ligado a la marina mercante británica, pero despuntó durante la Guerra de los Siete Años. En ella, principalmente Francia e Inglaterra estuvieron disputándose su posición con referente colonizador del mundo.
  • En estas, Cook que ya había pasado a formar parte de la Royal Navy, aprovechó su estancia en Canadá, donde participó en el sitio de Quebec, para cartografiar la desembocadura del río San Lorenzo, posteriormente cartografió la isla de Terranova. El resultado fue satisfactorio y empezó a ser reconocido entre las personas que manejaban los hilos de la época. Esto hizo que luego le encargaran la misión de irse para el Pacífico.

Los viajes de James Cook

Para solo haber vivido 50 años, a James Cook le dio tiempo a dar muchas vueltas por el mundo, pero ahora vamos con los viajes que hizo por el Pacífico y que lo acercaron a Australia:

Primer viaje de James Cook

Comandando el HMB Endeavour, zarpó en 1768 con dos objetivos; uno era documentar el tránsito de Venus sobre el Sol para conseguir datos que permitieran medir la distancia que había entre uno y otro, y así poder calcular también la existente entre el sol y otros planetas. El otro era investigar si podía haber un continente más austral. Pasó por Nueva Zelanda, a la que había llegado unos años antes que él, como primer europeo, Abel Tasman. Hizo un mapa de toda la costa y le puso al estrecho que hay entre las dos islas de Nueva Zelanda estrecho de Cook. Tras ello pasaron por la costa este de Australia. No sabían muy bien si estaban en lo que Tasman había llamado “Tierra de Van Diemen”, actual Tasmania. No tomaron tierra hasta llegar a una zona un poco más al sur de Sydney, que llamaron Botany Bay. Tras un breve contacto con los aborígenes del lugar, siguieron subiendo hacia el norte, cartografiando varios puntos de la costa.

Segundo viaje

En el segundo viaje (1772-75), Cook comandó el HMS Resolution. Estaban empeñados en que debía haber un continente más grande al sur, por lo que en este segundo viaje insistían en su búsqueda. Pasaron por el círculo antártico y por distintas islas como Pascua, Vanuatu o Tonga.

Tercer viaje

En el tercer viaje (1776-79), Cook se convirtió en el primer europeo en llegar a Hawái. Como dato curioso, en Hawái lo recibieron como a un Dios, con todos los honores. Interesante el hecho de que precisamente allí, unos años más tarde, encontrara la muerte. Este viaje también lo aprovechó para explorar parte de la costa este de América del Norte, y hacer mapas, desde California hasta el estrecho de Bering.

Descubrimiento de Australia por James Cook

Poco después del primer viaje de James Cook, se estableció el primer asentamiento europeo en Australia. Se produjo el 26 de enero de 1788 en Sydney, constituido como centro penitenciario al que llevaban presos desde Inglaterra. Por cierto, ahora los edificios y demás vinculados con el pasado penitenciario de Australia han sido catalogados como patrimonio de la humanidad.

A partir de 1790 empezaron a llegar los primeros colonos libres (muchos militares), para ocupar las tierras australianas. Así, comenzó el desplazamiento, y en algunos casos masacre, de aborígenes. Ten en cuenta que se calcula que antes de la llegada de los europeos había entre 300.000 y 700.000 aborígenes y en 1911 ya solo quedaban 31.000 entre unas cosas y otras (se quedaron con las tierras fértiles y expulsaron a los aborígenes al interior provocando hambrunas, les trasmitieron enfermedades o les quitaron a sus hijos).

¿Te apetece ser tú el próximo descubridor de Australia? Si siempre te ha apasionado Australia y te gustaría pasar una temporada estudiando y trabajando aquí, mira cómo puedes hacerlo gracias al visado de estudiante, y contacta con nosotros para recibir toda nuestra ayuda.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.