6 Consejos para hacer amigos en Australia

¿Recuerdas el primer día en el colegio, el instituto o la universidad? ¿Y la noche de antes? Dormirse era una misión imposible, dando vueltas todo el rato en la cama como una peonza y haciéndote preguntas sin parar. ¿Encajaré en clase? ¿Le caeré bien a la gente? ¿Quién se sentará a mi lado, será simpático o no? ¡Qué nervios!

Cuando vienes a vivir a un país nuevo, tan lejos de casa, la sensación es muy parecida pero aún más grande… e ilusionante. Vas a conocer a gente que aún no existe en tu vida; personas con la que llevas décadas compartiendo el planeta pero de las que no has oído hablar jamás. Es un momento único y profundo, en el que vais a coincidir en el tiempo y el espacio para compartir una experiencia que, no lo dudes, os hará crecer y os mantendrá unidos para siempre.

Convertirte en estudiante internacional y hacer nuevos amigos es una relación causa-efecto inseparable. No existe una cosa sin la otra. Pero llegará un momento en el que incluso cruzarás esa barrera y, con suerte, irás un paso más allá de tu burbuja para trazar lazos de amistad con la auténtica gente local, los aussies. Y en ese momento, ni antes ni después, una parte de ti quedará anclada a esta tierra para siempre.

¿Cómo hacer amigos en australia?

Como la mayoría de cosas que pasan en la vida, no puedes forzarlo: simplemente ocurre. No es magia, es constancia y muchas ganas. Enfócate en la dirección correcta, sigue nuestros tips y sobre todo disfruta cada paso. Te aseguramos que, cuando quieras darte cuenta, tendrás varios teléfonos de gente local en tu agenda.

Ten una actitud positiva y proactiva

No te quedes esperando a que las cosas pasen solas. Tienes que acercarte a la gente, hablar, presentarte, destilar buen rollo y sonreír. Si te invitan a ir a algún sitio, di que sí (con sentido común, claro está: no hagas nada fuera de tu país que no harías en tu casa); es importante que te muestres como alguien cercano con quien se puede contar para hacer planes.

Júntate con tus compis de clase

Dicen que el roce hace el cariño y lo cierto es que es verdad. Tus compañeros de clase serán las personas con las que más tiempo compartas. Además, estáis allí por la misma razón, lo que os unirá más que cualquier otra cosa. Aprovecha para trabajar en equipo, en la cafetería o en la biblioteca y quítate de la cabeza el espíritu de competición que a lo mejor traes de serie desde el instituto o la universidad. A poco que seas una persona agradable y simpática, muy pronto alguien sacará la posibilidad de tomar algo fuera de clase… y justo en ese momento asistirás oficialmente a tu primera quedada extraoficial.

¿Dónde va la gente local? Pues allá que vas tú

Como en todos los países, pueblos y ciudades del mundo, aquí también hay sitios que están de moda y que la gente local prefiere por encima de todos los demás.

Pregunta a tus profesores, a la gente que lleva más tiempo que tú o directamente a alguien de Dingoos. Y una vez que estés en el bar que te hayan recomendado, suéltate y habla con los aussies… ¡Nunca sabes dónde acabará una conversación que empieza con un simple “Hello”!

Practica tus hobbies de siempre… ¡y apúntate a nuevos!

Hay muchas cosas que ya sabes que se te dan bien, hay otras muchas que se te dan genial pero aún no lo sabes.

Saca pecho y asiste a lugares donde se practiquen tus hobbies de toda la vida para encontrar a personas con tus mismas inquietudes. Esto te ofrecerá la oportunidad de abordar un tema de conversación que ya dominas a la perfección, algo inmejorable para cortar el hielo y simpatizar con gente con tus mismas inquietudes.

Por otra parte, aprovecha la oportunidad de estar en un lugar completamente nuevo para hacer todas esas cosas que siempre has querido hacer y salir definitivamente de tu zona de confort. Puede ser un curso de surf, un grupo de senderismo, un taller de cocina, un club de lectura… ¡Lo que más te apetezca!

Lo importante es dar con una actividad que te motive y te “obligue” a trazar lazos con la gente que te rodea.

Apúntate a algún deporte

Lo mires por donde lo mires, Australia parece estar especialmente diseñada para practicar deporte al aire libre. Su pedazo de clima, el sol, la playa y la naturaleza más salvaje son algunos de los toppings que dan color y sabor al menú ilimitado de opciones deportivas que te ofrece este país.

Aunque no seas un apasionado del deporte, en cuanto empieces a practicarlo te engancharás como por arte de magia, aunque solo sea por el buen rollo y los paisajes.

Y si ya cuentas con algo de experiencia o simplemente quieres empezar de una forma más constante, una muy buena idea es apuntarte a un club deportivo. Quedarás asiduamente con gente local para jugar a fútbol, ir en bici, salir a correr o echar un partido de volley. Una cosa lleva a la otra, y pronto te harás coleguita de más de uno y más de dos lugareños.

Asiste a eventos

No importa si es un maratón de El Señor de los Anillos, una barbacoa en la playa, un concurso de karaoke o un mercadillo nocturno de manualidades hechas con espinas de cactus en el desierto: encuentra la excusa ideal para salir a hacer cosas nuevas y entablar conversación con gente de aquí y de allá.

En Dingoos organizamos un montón de actividades cada mes a las que puedes apuntarte totalmente gratis para pasarte el día o la noche conociendo a gente nueva. Hacemos de todo, y cuando decimos de todo no es una frase hecha: lo hacemos de verdad. ¡Palabra de Dingoos!

Algunos de los planazos que hemos organizado en nuestra #ComunidadDingoos son workshops para el mundo real, fiestas que sabes cuándo empiezan pero nunca cuándo acaban, barbacoas en la playa con musicote del bueno y al ladito del mar, excursiones a lugares paradisíacos, buceo con tiburones (solo para valientes como tú) y pachangas de casi cualquier deporte que puedas imaginar, olímpico o no.

Echa un vistazo a todo lo que hacemos por y para ti y no dudes en escribirnos para unirte a nuestra #ComunidadDingoos. ¡Lo único que no serás capaz de hacer es aburrirte!

¿A qué estás esperando? Deja lo que estés haciendo y sal ahora mismo por la puerta a hacer friends de los buenos. ¡Solo se vive una vez y ahí fuera hay millones de personas deseando tener un amigo como tú!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.