Consejos para evitar el jet lag en tu viaje a Australia

Bueno, quizás en el título nos hemos venido arriba de más, vamos a quedarnos en “consejos para poder reducir al máximo tu sensación de jet lag cuando viajes a Australia”, porque evitarlo, evitarlo… es casi imposible.

¿Qué es el jet lag?

El jet lag es sueño, dolor de cabeza, dificultades de concentración … y algunas otras cosas vinculadas con el malestar que genera el cambio horario entre dos localizaciones en nuestros ritmos vitales. No todo el mundo nota igual el jet lag, hay personas que lo sufren un montón y otras por las que pasa sin pena ni gloria.

Consejos para evitar el jet lag

Cuanta más diferencia horaria haya, más jet lag, porque más se descoloca el cuerpo. Por eso, con Australia suele ser un clásico y vamos a ver algunas cositas para reducirlo en la medida de lo posible.

Tráete muy buena actitud

Este para nosotros es el principal. La alegría de verte en Australia contrarresta un montón los efectos del jet lag. No quiere decir que no te vayas a sentir cansado, pero mucho menos que si el esfuerzo lo hubieras hecho por un objetivo distinto. ¡Ya estarás en Australia para empezar la experiencia con la que llevas tiempo soñando! Así que haznos caso, el jet lag será menor del que te esperas.

Si tienes fiesta de despedida, que no sea muy próxima al vuelo

Tendrás que quedar a tomar unas cañas con tus amigos antes de venirte ¿no? ¡Claro que sí! Pero cuidado con viajar cansado, se te va a hacer más largo el viaje y el jet lag al llegar lo sentirás más. Es mejor que unos días antes de viajar mantengas en la medida de lo posible tus hábitos, no tomes alcohol y descanses. Tu cuerpo descansado se va a recuperar del viaje con mayor facilidad que si ya lo traes tocado.

Pon tu reloj en la hora de destino

Es mejor que pongas la hora de tu ciudad australiana de destino en cuanto tomes tu último avión para Australia. De esta forma irás convenciendo a tu cerebro de la hora, y será menor el shock en la llegada.

Duerme lo que puedas durante el viaje

Prepárate para intentar relajarte y dormir todo lo que puedas durante el viaje. ¡Cuidado! Esto no quiere decir que tengas que tomar el vuelo ya cansado, es muy largo y te dará sueño seguro. El tema es que viajes con tus tapones para los oídos, pidas o lleves una almohada y si duermes mejor en ventanilla, por el tema de que necesites apoyarte, intenta pedirla al sacar la tarjeta de embarque ¡y a dormir!

Al llegar a Australia ¡vive el día!

Si te vienes con nosotros, te iremos a buscar al aeropuerto para que en cuanto llegues te encuentres con una cara amiga. No te preocupes, te transmitiremos todo nuestro buen rollo para que solo tengas ganas de disfrutar el día hasta que llegue la hora de dormir.

No tengas citas importantes en tu primer día en Australia

Nosotros también somos importantes, pero nos referimos a citas que supongan algo de estrés, como una entrevista de trabajo. Déjate un par de días para descansar y conectar con el ambiente. Ya tendrás tiempo de buscar y hacer entrevistas un poco más adelante.

¡Y ya está! El jet lag es algo que hay que pasar, pero con buen ambiente y sintiéndote ilusionado y bien recibido en tu nueva ciudad va a pasar súper rápido. Mira con todo lo que te ayudaremos durante tu viaje a Australia, toma tu mejor sonrisa y ¡vente a disfrutar!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.