¿Por qué combinar un curso de inglés con un curso VET en Australia?

Mucha gente nos pregunta si es posible combinar un curso de inglés con un curso VET en Australia. Y nuestra respuesta siempre es la misma: claro que es posible, y además de posible es muy recomendable. “¿Por qué?”, te estarás preguntando. Pues no es por una, ni por dos razones ni por tres razones: es, por lo menos, por diez. ¡Vamos allá!

1. Podrás acceder a una duración del visado más larga

Estudiando varios cursos te beneficiarás de períodos de vacaciones más extensos. Esto reducirá sensiblemente el coste semanal de tus estudios, pues si divides el coste total de los dos cursos entre las semanas de tu visado, al tener más más vacaciones y dedicarlas a trabajar a jornada completa el coste total de tu estancia se reduce.

2. Mejorarás tu CV

Porque mejorarás tu inglés y, además, podrás estudiar otro curso VET de algo totalmente diferente y que complemente la educación que obtuviste en tu país de origen. Por ejemplo, si estudiaste publicidad en España, puedes sacarte un curso VET de diseño gráfico en Australia.

3. Podrás conocer más ciudades australianas

Siempre puedes aprovechar para matricularte en escuelas de ciudades distintas y pasar una temporadita aquí y otra allá.

4. Te ahorrarás lo que cuesta aplicar al visado

Sacándote una visa más larga desde el principio no tendrás que pagar el coste de renovación desde Australia.

5. Conocerás gente que trabaja en el mismo sector

Estudiando un curso VET conocerás a gente que trabajará en tu mismo sector… ¡incluso australianos! Eso es un punto a favor para encontrar trabajos y generar una red de contactos dentro de Australia, que además podrás extender hacia la gente local gracias a tu dominio del inglés.

6. Podrás desarrollar tu inglés profesional

Porque cuando termines tu curso de inglés general, podrás seguir estudiando un curso VET en inglés y profundizar en el vocabulario técnico de tu sector o profesión. ¡Esto es algo cada vez más demandado por las empresas de todo el mundo!

7. Tendrás más flexibilidad de hoarios

Tu flexibilidad horaria te dará papeletas para encontrar un curro de lo tuyo: en la mayoría de los cursos VET solo tienes que ir a clase dos días a la semana. Esta libertad horaria que ofrece un curso VET hace que muchas empresas te vean como un perfil muy interesante, ya que al no tener un horario fijo cuentas con más disponibilidad para aceptar cualquier turno y adaptarte a las necesidades de tu contratador. ¡Además, al tener un mayor dominio del inglés optarás a trabajos más cualificados mientras estudias!

8. Tendrás mucho más tiempo para ti

Tras estar varios meses a tope con un curso de inglés intensivo, el hecho de ir solo un par de días a la escuela a estudiar un curso VET te deja muchísimo tiempo libre para disfrutar y hacer todo lo que aún no has podido hacer. ¿Playa? ¿Montaña? ¿Las dos cosas? Aprovecha para mezclarte con aussies y practicar tu inglés fuera del entorno estrictamente académico.

9. Podrás darle un giro a tu carrera

Podrásestudiar algo completamente nuevo para darle un giro a tu carrera o sencillamente disfrutar del gustazo que supone estudiar algo que te mola porque sí, sin estar todo el día pensando en el futuro. Por ejemplo, si has estudiado Derecho pero también te encantan los deportes, sácate un Certificate in Sports and Recreation con modalidad de curso de surf y cambia el estrado por la tabla, aunque sea solo por unos meses. ¡Solo se vive una vez!

¿Se te ocurre alguna otra razón mejor para venir a Australia y combinar tu curso de inglés con un curso VET? ¡Venga, cuéntanosla en comentarios!

Y si tienes cualquier duda sobre este tema o quieres profundizar más en cualquier otro, no dudes en mandarnos un mensajito. ¡Siempre contestamos! 🙂

¿Te pareció interesante?

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.